jueves, 23 de mayo de 2013

ESTAMBUL: UNA CIUDAD CON OLOR Y SABOR A ESPECIAS


Hoy quiero hablaros de la escapada familiar que he hecho a Estambul, en Turquía. Una ciudad fantástica que tiene mil lugares por descubrir  y por visitar, todos bajo un encanto casi mágico que hace de la visita a la ciudad una gran y bonita experiencia para aquel que quiera ir a pasar unos días.


Lo primero contaros que estuve 6 días, cinco noches, aunque realmente se pueden reducir a cuatro días completos porque el primero llegamos por la noche y el día de la vuelta nos fuimos antes de comer por lo que tuvimos cuatro días para movernos por la ciudad y os voy diciendo desde ya que no da tiempo a verlo todo. Sí que es cierto que prácticamente lo más importante si que lo vimos aunque nos dejamos algunos lugares como el interior del Palacio de TopKapi o el de la Torre Gálata de los cuales más adelante os iré dando detalles; pero al margen de los lugares más turísticos Estambul es un lugar para perderse e investigar en profundidad cada uno de sus rincones porque hay mucho más que ver además de lo principal. Nosotros tuvimos suerte porque fuimos guiados por mis tíos que viven allí y, por lo tanto, conocían muy bien la ciudad y nos enseñaron e indicaron lugares tanto para visitar como para comer en los que no hubiésemos reparado sin ellos.

Pero para hacerlo bien vayamos por partes, el primer día decidimos ir a visitar las dos grandes mezquitas que están una junto a la otra, la Mezquita de Santa Sofía, actualmente convertida en museo y la Mezquita Azul, lugar de culto y por lo tanto con un horario más restringido para poder entrar debido a que hay que respetar las horas de oración.

miércoles, 15 de mayo de 2013

LOS CROODS: UNA PELÍCULA DIVERTIDA, EMOTIVA Y CON UN POSITIVO MENSAJE.






Vuelvo a la carga con otra crítica de cine, esta vez más positiva que la anterior. Nunca suelo hacer dos post seguidos sobre el mismo tema cultural pero como llevaba tanto sin ir al cine y, por lo tanto, sin poder contaros nada sobre lo que se cuece en la gran pantalla, hace un par de semanas me dio el punto y me vi casi de seguido la película de Oblivion (crítica anterior) de la que salí muy decepcionada y la película de Los Croods, de la que os voy a hablar ahora y de la que salí más que encantada. Supongo que me alegro de haber visto esta última en segundo lugar, así por lo menos se me quedó buen sabor de boca… que con lo que cuesta ir al cine no estamos para tirar el dinero y salir con ganas de no volver.