lunes, 6 de agosto de 2012

PEDRO BERNARDO: UN BUEN DESTINO PARA UNA ESCAPADA RURAL


Panorámica de Pedro Bernardo
Hoy quiero hablaros del pueblo en el que he pasado esto primeros días de agosto: Pedro Bernardo, en Ávila, un lugar acogedor y tranquilo donde algunas de las tradiciones rurales se mantienen en medio de un lugar apartado en la ladera de una montaña. Es un lugar con el encanto típico de los pueblos, pero además de ello tiene unos rincones realmente acogedores rodeados de vegetación que demuestran el gran cuidado que las gentes del pueblo ponen en sus viviendas: balconcitos de madera restaurados pero que mantienen su forma original, pilones de agua de montaña en cada esquina, carreteras estrechas, aceras aún más pequeñas…  y todo ello bajo la sombra del Risco de la Sierpe, situado  en las estribaciones del Macizo Oriental en la Sierra de Gredos, que permite unas vistas siempre del verde monte del pueblo.

Gracias a su altura el pueblo domina sobre el valle dejando una hermosa panorámica del mismo y de los Montes de Toledo que ha sido denominado Mirador o Balcón del Tiétar. Las vistas se pueden apreciar desde diversas ubicaciones como la iglesia, varias terrazas de las casas y El Rollo (el parque del pueblo hecho mirador).
Como todo pueblo tiene su ayuntamiento, su plaza central con un pilón (en este caso de 4 chorros), la plaza de toros y la Iglesia. Cada uno de ellos juega un papel indispensable en las fiestas que se realizan.
Desde el ayuntamiento se lee todos los años el pregón de las fiestas y multitud de peñas se amontonan alrededor del mismo para oírlo e inaugurar todos juntos las celebraciones. En la plaza central, además de los bares donde se amontona la gente, está el pilón en el cual acaban la mayoría de los jóvenes de las peñas, tirados por sus amigos y compañeros. La plaza de toros es el entretenimiento fundamental del pueblo en fiestas; el aparcamiento que es fuera fechas señaladas para tales eventos (mediados de enero, agosto y septiembre) se convierte en escenario de grupos musicales típicos de las fiestas y de festivales taurinos entre los que están las corridas tradicionales y también la vaquilla en la que los jóvenes prueban su “valía” saliendo delante del animal. Por último está la iglesia de donde salen las diferentes procesiones con sus santos. En el caso del verano, en agosto, la fiesta es la de San Roque y el pueblo saca a la figura del santo por las calles del pueblo.  
De derecha a izquierda: el ayuntamiento, el pilón, la plaza de toros y la iglesia.

Diferentes rincones con escaleras del pueblo.
En el interior, además de los lugares que todo pueblo tiene, están las casas con venta de productos naturales recién cogidos de las huertas en sus puertas y también con las balanzas antiguas al lado para pesarte lo que desees. También hay multitud de callejuelas y escaleras muy empinadas, solo aptas para buenos pulmones que sin embargo la gente del pueblo se recorre sin miramientos. Cada rincón del pueblo sorprende y en cada esquina se encuentra un lugar hecho casi para seres diminutos por los que se entra a duras penas pero que comunican unas calles con otras del pueblo.
Taller de Cuero El Patio.
Como reclamo turísctico además se puede encontrar un taller del cuero llamado Taller de Cuero El Patio, llevado por un chaval joven donde se venden cinturones, correas para la guitarra personalizadas y bolsos de piel, colgantes, máscaras de cerámica y toda una serie de productos hechos artesanalmente que hacen que llevarse un recuerdo sea imprescindible.
Dentro del pueblo hay varias casas decoradas con estos productos artesanales haciendo que queden con mucho colorido; de esta forma se confirma a cada paso que el encanto se puede encontrar en cualquier rincón.


Desde el mirador del Rollo que hemos mencionado antes, llamado así porque aun conserva el monumento de piedra que antiguamente se construía como marca de que eran villas con independencia jurídica-administrativa, se pueden contemplar las vistas de todo el valle y del pueblo dependiendo desde el punto en el que se mire. Con una gran explanada con árboles  y bancos de piedra y de madera  y un bar para tomarse unos pinchos, unas hamburguesas o helados y cervezas El Rollo es un punto de reunión de jóvenes y adultos donde pasar las tardes y las noches. Es el mirador por excelencia del pueblo y sus vistas dominantes sobre el valle son impresionantes, así como las del pueblo.


Vista panorámica del Valle del Tietar desde El Rollo


Vista panorámica de Pedro Bernardo desde El Rollo
En El Rollo se puede encontrar el Hostal El Cerro, recién reformado con preciosas habitaciones en madera con pequeñas terrazas convertidas también en un perfecto mirador del pueblo y del valle que lo rodea. Con distintos tipos de habitaciones, desde simples hasta verdaderas suites con jacuzzi se puede decir sin mentir aquello de que “en la variedad está el gusto”. Se puede coger también la habitación con desayuno incluido en cuyo caso se recomiendan las tostadas con mermelada o con tomate natural que, desde luego, son fantásticas y recomiendo tomarlas en la terraza del hostal, que también posee unas magníficas vistas.

Si lo que buscáis es un plan para dos, en plan parejita o un plan familiar de cuatro es vuestro sitio. Sin embargo si buscáis una escapada más amplia, con amigos por ejemplo, otro sitio donde quedarse es El Rincón del Duende, una casa rural cuidada hasta el detalle, con cabida para 12 o 16 personas con amplias habitaciones, en madera, jardín, barbacoa y, para los frioleros, un jacuzzi climatizado que da a una terraza con vistas al valle. Un lujo desde luego de sitio, muy bonito y a buenos precios. A pesar de no haber estado alojada solo por lo bien que pinta lo recomiendo al 100%.

A la izquierda la casa rural por fuera. A la derecha el jacuzzi interior.
Arriba la entrada al camping.
Debajo la Piscina Garganta La Eliza.
Otro sitio para alojarse es el Camping Balcón del Tiétar, que se sitúa a las afueras del pueblo de camino a la garganta de La Eliza, a unos 20-25 minutos andando. Su situación, algo incómoda si no se va con coche, tiene de ventaja su gran belleza y tranquilidad al estar situado en medio de un paraje natural precioso, entre montañas, cerca de múltiples senderos para los apasionados del senderismo y de la marcha por la montaña. Las instalaciones del camping disponen de un restaurante, una piscina y múltiples parcelas y bungalows para alojarse.
La garganta de La Eliza es de aguas muy frías y claras y dan a parar  a una piscina natural, completamente gratuita, con un bar al otro lado del río. La piscina pocas veces tiene más de 5 bañistas a la vez ya que sus aguas son realmente frías y cuesta meterse, aun así los fines de semana del verano siempre tiene gente tumbada al sol.  El paraje es precioso y tanto la bajada como la subida al pueblo por la carretera desde ella tiene unas vistas preciosas y varias fuentes de agua potable de garganta donde irse refrescando.
Más arriba de la garganta, por un sendero de tierra apto para los coches, se puede ir subiendo hasta las gargantas de montaña, a penas explotadas y con un paraje que deja la boca abierta. Se ha se subir hasta un desvío y una vez allí tirar hacia la derecha; aunque si es cierto que por ese camino aun se puede llevar el coche el camino está bastante peor, además de que es estrecho y está rodeado de vegetación, por lo que yo no lo recomiendo.


Charco El Hornillo
Tomado el sendero de la derecha hay que seguirlo hasta la siguiente desviación, donde se encontrarán unas  barandillas de madera donde unas tirarán hacia arriba y otras hacia abajo. Las que van hacia abajo conducen a una serie de cascadas, la única accesible es el Charco del Hornillo, una cascada de gran belleza en el rincón de la montaña rodeada de flores y plantas que crecen gracias a la humedad de la roca. El charco redondeado por la caída del agua invita al baño ya que tiene una gran profundidad gracias a la fuerza del agua al caer (hace ya varios años los jóvenes saltaban desde lo alto de la cascada al charco), pero no se debe ceder a la tentación pues es un charco peligroso, donde no se ve el fondo ni se aprecia y donde la fuerza del agua combinada con unas cuevas subacuáticas que hay debajo de la roca pueden provocar cambios de corrientes hacia dentro, lo que sería mortal para el bañista. A pesar de no haber cartel que lo prevenga la gente del pueblo suele avisarlo a quien se encuentra en la poza pues ha habido más de una mala noticia surgida del Hornillo. Quitando su mala reputación es un sitio verdaderamente precioso, perfecto para fotografiar y sentarse en una roca con los pies metidos en el río fuera de la poza a descansar. Uno de los reclamos turísticos del pueblo sin ninguna duda.


Poza La Cazuela
La otra poza se llama La Cazuela, está subiendo el otro camino y dejando El Hornillo a la derecha, es más, se pasa por encima de la piedra por donde cae el agua y por donde los chicos se tiraban al charco. Subiendo pues hacia arriba y tirando siempre hacia la derecha se llega a un sendero que bordea el rio desde arriba y en unos 15 minutos desde el anterior charco se llega a esta otra poza donde esta vez si el senderista puede descansar con un merecido chapuzón en una poza con las aguas transparentes, donde se ve el fondo y tiene partes en las que no se hace pie, muy fría, eso sí, pero igual o más tentadora que la anterior.
Dejando de lado la montaña arriba, hacia abajo y siguiendo el río se encuentra La Avellaneda, una serie de fincas con casitas de cuento como la de la foto que pongo aquí a la izquierda.
Hechas de madera y piedra, con generadores si se quiere tener luz, chiquititas y rodeadas de animales son verdaderas casitas de cuento de hadas, rodeadas de vegetación y flores donde, quedándose en silencio, se oye el constante murmullo del agua.
Pero las propias casas del pueblo no se alejan de las casitas de cuento que se pueden encontrar en medio de la montaña. Con sus balcones llenos de flores, sus colores y sus fuentes crean verdaderos rincones dignos de ser convertidos en una postal. Aquí os dejo algunas de esas casitas que se encuentran en sus calles:

Diferentes espacios y casas del pueblo.
En las calles y carreteras del pueblo es donde se da el mayor contraste entre el mundo rural y tradicional de toda la vida que sigue manteniéndose en el pueblo y el avance que las nuevas construcciones y remodelaciones suponen para el pueblo. Lo que está claro es que impresiona ir por la carretera dando un paseo o por las calles del pueblo y encontrarse a caballos amarrados a las puertas de las casas, carros tirados por burrillos o a las personas mayores viniendo del campo sobre sus mulas y burros cargados de heno o de los productos de sus huertas. Sin duda en lugares como Pedro Bernardo uno puede reencontrarse con sus raíces.

Pero si también quieres alejarte de la ciudad para hacer actividades de riesgo Pedro Bernardo también te gustará pues hay saltos desde el Risco en Parapente y Ala Delta. Tanto si eres piloto como si eres novato puedes probar esta experiencia. La “oficina” se sitúa en El Rollo y desde allí se puede contratar los vuelos. Una gran experiencia sin ninguna duda y si no quieres volar pero aun así te gusta verlo podrás contemplar como en las fiestas el cielo está cubierto de Parapentes y Ala Deltas, llenando el cielo con sus colores.
Aquí os dejo la información que necesitais para llevar a cabo esta aventura.
Patatas al Caldero.
Para terminar hablaros algo de la gastronomía de la zona en la cual, además de los productos naturales ya mencionados, destacan las Patatas al Caldero y Calderetas que en fiestas se preparan en las puertas de las casas y todo el mundo, con su cuchara en la mano, puede ir pasando por las calles y, al encontrarse a las gentes del pueblo y sus calderos de patatas recién hecha, puede probarlas. Es una tradición que se practica desde hace mucho y por ello es uno de los platos más destacados de este lugar. Estas patatas están hechas al pimentón y con pimiento rojo de tal forma que la patata quedaun poco caldosa y muy rojiza. También se le puede añadir guindilla roja si se desea con la intención de darle un toque aun más picante. Son muy sabrosas y un manjar que se debe probar si os animáis a ir (aunque quizás el verano no sea la mejor época para tomarlas).

Si queréis llegar a este pueblecito aquí os dejo cómo llegar en coche, aunque también está la opción de ir en autocar. La compañía con la que yo viajé se llama Samar, con ella hay algunos autocares que suben hasta el pueblo aunque son pocos, la mayoría van hacía Lanzahíta, el pueblo siguiente.
Es un lugar precioso, rodeado de verde que no podéis dejar pasar si queréis hacer una escapada rural bonita donde, con todas las comodidades, podáis disfrutar de la vida del campo, rodeados de naturaleza. Pedro Bernardo es de esos lugares mágicos que dejan huella, sus gentes, sus paisajes, su gastronomía… es un paraje cultural lleno de riqueza que desde luego, sin olvidar que sigue siendo un pueblecito, no defraudará al más exigente.


* Todas las imágenes de este post, exceptuando la de las patatas al caldero que ha sido obtenida de las fuentes de imágenes de Internet, han sido hechas por Lucía Berruga Sánchez (L.B.)

22 comentarios:

  1. Excelente reportaje sobre mi pueblo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Terminus! Me alegra mucho que te haya gustado :)

      Eliminar
  2. Hola, Lucía:

    He leído tu post sobre Pedro Bernardo, que es el pueblo de gran parte de mi familia materna y en el que he pasado muchos verano en mi infancia, y me ha traido un montón de recuerdos, sobre todo de la garganta, la piscina natural y el charco El Hornillo. Me alegro que hayas disfrutado tanto de tu visita, y también de que hayas captado tan bien todos los matices que tiene esta encantadora localidad.

    La verdad es que he llegado a aquí tras recibir varias visitas desde tu página al blog de cocina que comparto con mi pareja, pues somos dos apasionados del buen yantar. Y tengo que decirte que nos ha hecho mucha ilusión ver el link que has puesto a nuestra receta de patatas al caldero, porque es un plato que nos apasiona. Cada vez que lo hacemos (en invierno, preferentemente;-) me trae los mismos recuerdos que has sabido plasmar tan bien en este post.

    Por eso quiero darte la enhorabuena por la entrada y agradecerte también el enlace a nuestra página.

    http://bocados4two.blogspot.com.es/

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola BocaDos:

      Muchas gracias por tus palabras, la verdad es que es un pueblo precioso pero también es cierto que no es mi primera visita, pasé algunos veranos cuando era pequeña y luego dejé de ir, pero volví después de unos años este agosto y me gustó tanto volver a estar allí que he querido hacerle un homenaje. Me alegra que te haya traido tan buenos recuerdos, es lo que se pretende :)

      Me alegra mucho también que os haga ilusión lo de la receta, pero por ello también felicitaros a vosotros, porque me recorrí varias páginas buscandola y ya estaba a punto de darme por vencida cuando os encontré a vosotros. Teneis un blog muy bueno y si necesito más recetas ya sé a donde acudir ;) La verdad es que las patatas al caldero están riquísimas, por eso me puse tan contenta al encontrar vuestra receta ^^

      Mil gracias otra vez por tus palabras y no hay nada que agradecer, gracias a vosotros por ayudarme a complementar mi reportaje.

      Un saludo! :)

      Eliminar
  3. MUY BUENO TU ARTICULO PERO TE HA FALTADO MENCIONAR ALGUNOS SITIOS COMO LA POSADA DE LA GATERA UN SITIO DE LOS MEJORES DEL PUEBLO ,TIPICO, RUSTICO,RESTAURADO,TAMBIEN EN PEDRO BERNARDO SE HACEN LAS MEJORES PIZZAS ARTESANAS DEL VALLE EN LA PIZZERIA DE SEGOVIA,,TAMBIEN TENEMOS UN ASADOR PARA COMER COCHINILLO EN LA ASOMADILLA,¡¡¡FALTAN ALGUNOS MAS TE DEJO ESTOS TRES SITIOS QUE ESTAN MUY BIEN UN SALUDO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anonimo! Muchas gracias por tu comentario y por tu información extra. De la posada de la Gatera he oído hablar hace poquísimo la verdad y de la pizzería cuando estuve no entré porque (creo recordar) era un poco caro, pero si voy una próxima vez ya que parece ser tan buena, lo probaré.
      Aun así has de entender que no sea completo, solo fui 4 días y destaqué lo más reseñable y lo que vi, por eso es normal que falten cosas.
      Un saludo y espero ir a los sitios que me dices para la siguiente! :)

      Eliminar
  4. yo cene con mi novia en la posada y otra noche en la pizzeria y ademas de comer bien y de estar agusto el trato inmejorable

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlitos! Muchas gracias por la información :) La gente que vaya a ir seguro que agradecen estos datos para poder disfrutar más del pueblo durante su estancia ^^

      Eliminar
  5. HOLA LUCIA¡¡¡CREO QUE NO TE FIJASTES BIEN EN LOS PRECIOS SI ENTRASTES A LA PIZZERIA,PERO SE COME BARATO Y BIEN¡¡UN SALUDO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrés, pues no, ciertamente no me fijé porque directamente no pasé al locarl, me dijeron que era un poco caro y como iba con lo mínimo ni entré. Ya sabes que lo de la economía es relativo según la situación de cada uno.
      De todas formas, como ya he dicho, estuve poco tiempo y solo destaqué lo más reseñable, además de gastronomía no he destacado casi nada porque no cené ni comí fuera en ningún momento.

      Eliminar
  6. ahora mismo la pizzeria es de los mejores sitios del pueblo para comer y cenar son muy amables y te dan un trato muy cordial y la masa la hacen ellos, creo recordar que una pizza grande sale a 9 euros y la pequeña a 6 euros, las hamburguesas a 3 euros,tienen numerosas cosas para comer un queso frito con mermelada que esta riquisimo,te dejo esta informacion,lo recomiendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Roberto! Gracias por tu recomendación. Parece ser que es un sitio que gusta y me alegro de que la defendáis tanto, como he dicho si vuelvo iré a probarla y espero que la gente también se anime a ir tras estos comentarios. Un saludo!

      Eliminar
  7. CARA LA PIZERIA????Es el unico sitio del pueblo que cenando en el comedor puedes rellenar la bebida las veces que quieras tipo foster hollywood,ES EL FOSTER HOLLYWOOD DE PEDRO BERNARDO JAJAJJAJA ESO SI LA CERVEZA NO ENTRA SOLO LOS REFRESCOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anticrisis, a mi es lo que me dijeron, que era algo cara y la verdad, no es nada exagerado el precio pero 9 euros (como indica Roberto arriba) por una pizza a mi me resulta caro en momentos en los que, como ahora y como entonces, estaba en paro. Que compensa? No lo dudo, pero es mi opinión.
      Aun así y como he repetido varias veces no me he centrado en la gastronomía del pueblo, sino en lo que se puede ver o visitar y los lugares que tiene que se pueden apreciar por su encanto y su belleza. NO fui a hacer una crítica gastronómica de lo que se podía encontrar en el pueblo, mencioné lo más típico y de la tierra que eran las patatas al caldero, es decir lo propio del pueblo... no los locales de pizzerias y hamburguesas que para eso me quedo en Madrid.

      Agradecería que dejaséis de hacer publicidad de un sitio que por muy bueno que sea, como veréis si lo leéis, no encaja con el reportaje que he hecho porque yo hablo del pueblo como lugar rural en el que desconectar de la rutina diaria de la ciudad. Recomendad rutas, lugares que se puedan visitar... más posadas incluso, pero todo esto ya empieza a sobrar.

      Eliminar
  8. ¡Gracias Lucía por la entrada!

    Pasaré este fin de semana en Pedro Bernardo y me has dado buenas ideas :-) Por cierto, no creo que cene en la pizzería, aunque el sitio esté bien. Cuando voy de turismo rural, procuro que la comida vaya en consonancia y sea comida típica de la zona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ismartin23, mil gracias por tu comentario!! :) Me alegra haberte dado buenas ideas para tu visita a este bello pueblo.
      A mi me pasa exactamente lo mismo con lo de la comida cuando voy a un lugar de tipo rural, quiero desconectar de todo, incluido de la comida típica de la ciudad. Sin embargo si que te recomiendo La Gatera (posada de la que hablan en algunos comentarios) yo estuve la semana pasada de visita y me tomé una cerveza, es preciosa y muy agradable... si te apetece tomarte algo te la recomiendo al 100%

      Eliminar
  9. Buenas Lucía, muy buen blog sobre el pueblo al que voy todos los veranos, es el pueblo de mi abuela. ¿Te echaron al pilón?
    Además, yo me he bañado en las dos charcas, por cierto muy frías, y no me pasó nada. También podías haber ido a Serranillos que está cerca y que hacen muy bien el cochinillo, y tienes que probar los torreznillos que hacen en la Juli.
    La pizzeria está bien y te dan buenos aperitivos gratis, pero suele haber mucha gente,
    Saludos y suerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chemari! Me alegra mucho que te haya gustado el reportaje sobre el pueblo y no, no me echaron al pilón jeje aunque cuando era más pequeña si que me tocó un verano XD
      Me parecen geniales tus recomendaciones de Serranillo, no dudes que las tendré en cuenta para futuras escapadas rurales :)
      Un abrazo y suerte para ti también!

      Eliminar
  10. Yo y mi pareja vamos este próximo donde y de verdad...que nos ayudaste mucho a decidirnos con tu entrada....muchas gracias. Ya OS contare.....y espero que me guste tanto como a ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola a los dos! Muchas gracias por vuestro comentario :D
      Me alegra que os haya ayudado con mi entrada, espero que lo paséis de maravilla; si podéis pasaros por La Gatera, que no lo menciono en el post porque es posterior a él pero es una posada estupenda donde también se puede comer y tomar algo.
      Y por supuesto, pasa de vuelta a dejarnos tu opinión, que espero que sea muy buena claro ;) Gracias :D

      Eliminar
  11. En Pedro Bernardo nació mi padre, cuando corría el año 1920, mriendo en Palencia en 1995.Pese a que se marchó del pueblo con 10 años, siempre halaa mucho de Pedro Bernardo, yo no lo conozco, pero hay algo qu eme une a los parajes que describes con el correspondiente salto en el tiempo, tanto es así, que en Sana Cruz de La Palma, conocí a un pintor(creo que ya ha fallecido, pero tiene varios hijos que son pintores),que cuando se casó, pasó su luna de miel ahí, y pinto muchos de los rincones, paisajes y bodegones de Pedro Bernardo, le quise comprar uno de ellos pero no vendía ninguno, estaba muy enamorado tanto él como su familia de Pedro ¨Bernardo, estos tuvieronla fortuna de conocerlo, yo desgraidamente, no.
    Muchas gracias Dª Lucia por su relato, me ha hecho estar muy cerca de mi padre mientras lo leía.Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí José María por dejar tan bonito comentario en el post. Me alegra muchísimo que lo hayas disfrutado y que te haya traído buenos recuerdos de tu padre y de sus historias, ya que de eso trata la escritura, de poder conectar unos mundos con otros.

      Un abrazo

      Eliminar